Navantia se une con Naviris y acuerdan la modernización de la defensa naval europea

Navantia se une con Naviris y acuerdan la modernización de la defensa naval europea

Con la empresa franco-italiana como aliada, Navantia pretende construir la cobertura del futuro

Gracias a esta alianza, la compañía pública española se integra en el panorama empresarial internacional, con el fin de impulsar una iniciativa naval europea en el ámbito de la defensa.

El nuevo proyecto tiene como base la colaboración en el diseño de una futura corbeta europea, un buque militar que se espera tener terminado en 2027. Este nuevo buque se encuentra dentro del proyecto europeo de cooperación de Defensa (PESCO).

Para ello, Navantia colaborará con Naviris, una empresa conjunta formada por la compañía francesa Naval Group y la italiana Fincantieri.

Los participantes en el proyecto de esta corbeta de patrulla europea son por el momento España, Francia, Grecia e Italia, bajo la principal coordinación de este último.

El objetivo es claro: diseñar y desarrollar el prototipo de un nuevo buque militar que pueda llevar a cabo, desde un enfoque modular y flexible, un gran número de cometidos y misiones.

Proyecto de la corbeta

Según ha declarado Navantia, es "el proyecto de colaboración más ambicioso dentro del ámbito naval de defensa europeo" y supone consolidar a la empresa española "en la vanguardia tecnológica", al mismo tiempo que "abre oportunidades de exportación y de impulso del tejido industrial".

La corbeta europea, según la compañía naviera española, será una plataforma "inteligente, innovadora, sostenible, interoperable y flexible, enfocada en misiones de vigilancia marítima". Esto aportará superioridad en la mar y proyección de la fuerza, particularmente en el contexto de operaciones en tiempos de paz como la lucha contra la piratería y el contrabando.

También está pensada para su uso en misiones de asistencia humanitaria, de control migratorio y de garantía de la libertad de navegación.

Sus características serán unas dimensiones aproximadas de 100 metros de eslora y 3.000 toneladas de desplazamiento y podría sustituir, a partir del 2027, varios tipos de buques, desde patrulleros hasta fragatas ligeras.

La naviera española ha detallado que los requisitos de diseño de estos buques deberán ser definidos por las marinas participantes en el proyecto durante este año 2021. Además, destaca el alto componente de I+D del proyecto, que podría recibir financiación europea.

Cuenta por el momento con cuatro países europeos, aunque el objetivo es incluir a otros socios de la UE, de tal forma que se consiga una mayor cooperación industrial de las empresas europeas de defensa.

La empresa pública española con base en el puerto de Cartagena es un referente en el diseño y la construcción de buques militares y buques civiles de alta tecnología.

Su visión en el mercado se basa en la internacionalidad y el apoyo por la sostenibilidad, para lo que desarrollan programas navales muy competitivos con respecto a otras empresas del sector, partiendo como base de su compromiso con la seguridad nacional.

Para que su desarrollo sea óptimo, además de contar con grandes contratos y alianzas con otras navieras europeas, cuenta con una política de organización y gestión muy bien estructurada. Gracias a ella, les es más fácil conseguir un correcto funcionamiento a través de todas las áreas y niveles de la compañía.

Gracias a la alianza de estas dos empresas, que brinda nuevas oportunidades al mercado de buques de superficie, ambas consolidan su deseo conjunto de construir un futuro de excelencia para la industria de la construcción naval y las armadas. Están materializando su ambición mundial compartida.

El éxito de la combinación de estas dos compañías es que comparten una visión para el futuro. "La base de su alianza es el entendimiento mutuo de los desafíos y realidades de la defensa naval en el mundo de hoy" es el lema de la Naviris, el cual define de manera muy clara cuáles son sus objetivos en el mercado.

De esta forma, afrontar la competencia feroz del creciente mercado global les es más sencillo. "Cada vez más, los recién llegados con experiencia están atacando rápidamente nuestras áreas de competencia y empujando hacia atrás los límites del progreso tecnológico, la clave de nuestro éxito. En Europa, la industria está fragmentada, las oportunidades se reducen y hay menos contratos", afirma la compañía.

Fincantieri y Naval Group están uniendo una parte de sus fortalezas para desarrollar nuevas energías y retener su liderazgo juntos. Construir su soberanía y controlar su futuro les equivale a reforzar también su autonomía.

Del mismo modo, la alianza de la compañía franco-italiana con la empresa pública española, Navantia, es algo ya consolidado y puede suponer un gran avance en la industria naviera europea. Según ha informado la empresa de construcción naval española en un comunicado, la colaboración futura se ha plasmado en un memorando de entendimiento (MOU por sus siglas en inglés), en el que Navantia y Naviris recogen su intención de colaborar en el desarrollo industrial de la corbeta.

Te has suscrito correctamente a MurciaEmpresarial - Noticias de las empresas de la Región de Murcia
¡Genial! A continuación, completa el pago para obtener acceso completo a todo el contenido premium
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión correctamente.
No se puede iniciar sesión. Por favor, vuelve a intentarlo.
¡Éxito! Tu cuenta está completamente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.
¡Correcto! Tu información de facturación se ha actualizado.
Error al actualizar la información de facturación.

¿Aceptas nuestras Cookies?

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.